Diseño de Manuela González. Arte Casellas

Diseño de Manuela González


 

Manuela González preparó la prueba específica de acceso empleando las clases personalizadas de Arte Casellas y accedió a los Estudios Superiores de Diseño de la ESD de Madrid en Junio de 2015. Manuela empleó un preparador personal  y disfrutó de las ventajas que el coaching educativo y artístico ofrece a la hora de conseguir los mejores resultados.

Durante este curso te ofrecemos GRATIS el material de clase y un temario con 12 temas que incluyen los contenidos imprescindibles para que obtengas la mejor nota.

A continuación tenéis sus impresiones con respecto a las clases y su experiencia con respecto a la prueba de acceso:

“No estudié bachillerato de arte, y aunque me interesaba aprender por mi cuenta cuando pensé en preparar la prueba no sabía qué hacer ni por donde empezar. A parte de eso solo tenía dos meses y medio y en otros sitios me decían que con ese tiempo y sin idea de teoría del arte aprobar era casi imposible, o que lo lograría al año siguiente. Cuando vi que había posibilidades de tener clases personalizadas e individuales pensé que sería bueno intentarlo. Desde el primer momento sentía ánimos para intentar con más ganas el día siguiente. Además de que la profesora siempre me recordaba que no solo hacía falta aprender la teoría o imaginar cosas, sino que tenía que tener claro que tenía que esforzarme y aprender a valorar mi propio trabajo, para bien o para mal. Por eso no solo aprendí a realizar la prueba, sino a autoevaluarme y a investigar y mejorar por mi cuenta.

Los contenidos pueden parecer mucho al principio, pero a medida que avanzas te das cuenta que no es cuestión de aprender de memoria toda la historia del diseño, sino de tener unas bases e interesarte por el tema. Saber lo más importante o lo que ha tenido más relevancia y poder aplicarlo al diseño. Después de leer y ver algunos artistas y diseñadores, así como corrientes de diseño importantes, empecé a buscar por mi cuenta como afectaban esas corrientes en el diseño de moda, que es el que me interesaba. Al principio todo parece estar enfocado al diseño del producto (pues es lo que más colocan en la prueba), pero relacionarlo con otras modalidades del diseño ayuda a destacar frente a otras personas. Esto se enseña desde que aprendes a hacer el examen, porque mientras más logres destacar más probabilidades tendrás de sacar mayor nota. 

 

Dibujo de Manuela Gonzalez. Arte Casellas

Dibujo de Manuela Gonzalez


 

Como tenía solo dos meses para prepararme pensé que el curso intensivo sería la mejor opción. Fueron 8 clases así que veía una clase a la semana, me daba tiempo a ver exposiciones o a hacer esquemas durante la semana para poder entender o relacionar mejor el diseño con la actualidad. Como las clases eran individuales, cogí confianza con respecto a qué hacer o en qué enfocarme. Conocí también a otras personas que también se estaban preparando y, aunque no formé lazos amistosos con ellas, me hicieron ver otras formas de pensar acerca del mismo proyecto o la misma idea. Fue una manera de expandir mi mente a posibles respuestas u opciones diferentes a las tradicionales o que conocía y aplicaba comúnmente. Hacer simulacros con otras personas me resultó entretenido.

Me parece que usar los medios tecnológicos para impartir clases o resolver dudas es una buena idea, sin embargo los usé en contadas ocasiones. Preferí ver las clases en persona y resolver dudas allí.

Hacer un esquema visual o visitar exposiciones fueron una buena forma de familiarizarse con los contenidos, sin embargo, sigue siendo igual que cualquier otra asignatura, y se deben tener unas bases y conocimientos básicos. Al igual que hay que buscar aspectos actuales e innovadores e intentar relacionarlo con el diseño y sus vertientes.

La primera clase me resultó un tanto extraña, ya que nunca había recibido clases individualizadas. Pero a la segunda clase ya estaba familiarizada. En la mayoría de las clases me he sentido cómoda.

Conseguí mis objetivos. Cuando salieron las notas había quedado la número 223 de la lista de aprobados, pensé que había sacado una nota más baja de la que me esperaba, pues cuando salí del examen sentí que me había salido muy bien. Pedí la revisión y pasé a ser la numero 93. Mi objetivo era ser admitida en diseño de moda o en diseño de interiores. No me tuve que preocupar, cuando fui a matricularme aún quedaban plazas para diseño de moda.

A parte de esto, me sentiré más segura en las clases de la ESD al tener una base de diseño en general, cosa que me preocupaba pues nunca estudié nada relacionado con el diseño o el arte“.

Muchas gracias por compartir tu opinión Manuela. Fue genial que consiguieses tus objetivos.
Si estás interesad@ o necesitas información sobre las clases contacta con nosotros. Será un placer ayudarte a resolver tus dudas :)